LogoInstitutoDeInglés

Quiénes Somos

Enfoque Pedagógico

Desde su fundación en 1993, nuestro enfoque pedagógico se ha concentrado en la enseñanza personalizada del inglés. En el Instituto de Inglés el ritmo de aprendizaje y el enfoque de instrucción están optimizados para las necesidades de cada alumno. Los objetivos de aprendizaje, los enfoques de instrucción y sus contenidos, varían según las necesidades del estudiante. Además, las actividades de aprendizaje son significativas para los alumnos y están impulsadas por sus intereses.

Nuestros Cursos

Ofrecemos módulos de inglés académico e inglés general. El inglés académico se refiere a la forma adecuada de hablar y escribir, y pone un mayor énfasis en el estudio de la gramática. Este enfoque del inglés es más adecuado para quienes buscan oportunidades en la educación superior. El inglés general o social es el que se centra en el uso cotidiano del inglés y atrae a aquellos que buscan viajar por razones laborales o por turismo, principalmente.

Oferta Académica

Ofrecemos planes de estudios para estudiantes de todos los niveles de dominio del inglés, desde el Básico (A1) hasta al Avanzado (C1). Nuestros cursos le posibilitan al estudiante desenvolverse en las cuatro habilidades lingüísticas: escuchar, hablar, leer y escribir en inglés, en un entorno de solidaridad, tolerancia y cortesía con las diferencias culturales.

Directrices Legales

Nuestros programas académicos se rigen por los estándares internacionales del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas (MCER). Esta base establece los lineamientos para desarrollar las cuatro habilidades a través de cinco niveles de dominio del idioma, que van desde el Nivel A1 (usuario básico) hasta el Nivel C1 (usuario competente).

Bienvenidos al
Instituto de Inglés

El Instituto de Inglés es una institución educativa de enseñanza personalizada del idioma inglés de naturaleza privada, perteneciente al sector de la Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano. Se encuentra ubicado en la Calle 8 Bis Nº 3A-52 de Cartago, Valle del Cauca, con Licencia de Funcionamiento Nº. 0857 de 2018 de la Secretarían de Educación de Cartago, Valle del Cauca, y con Licencia de Programa Nº 0858 de 2018.

El Proyecto Educativo Institucional del Instituto de Inglés se encuentra enmarcado en lineamientos generales de los derechos sociales explícitos en la Carta Magna, parámetros de la Ley 115 de 1994, de la Ley 1064 del 2006, Decreto 2888 de 2007, Decreto 4904 de 2009, y las Normas Técnicas Colombianas 5580:2011 y 5555:2011, y la Norma Internacional ISO 9001:2015.

Basado en las anteriores disposiciones legales, y en las respectivamente vigentes desde su fundación el año 2003, bajo el nombre American English Institute AEI; el Proyecto Educativo Institucional del Instituto, ha permitido que la Institución responda a las necesidades de adquisición de un segundo idioma -en este caso del inglés- de la comunidad norte-vallecaucana, preparando a los estudiantes como «Usuarios Independientes», y «avanzados» fomentando el desarrollo de sus habilidades lingüísticas para que logren demostrar el dominio de la competencia comunicativa desde el nivel básico A1 hasta el avanzado C1, según estándares del Marco común Europeo de Referencia para la Enseñanza de las Lenguas.

La trayectoria de enseñanza personalizada del inglés desde su fundación ha evidenciado que es sentida y manifiesta, tanto la intención de la comunidad estudiantil por continuar sus estudios de inglés hasta lograr la competencia C1, como la flexibilización del sistema educativo que demanda cada vez más el uso de las tecnologías de la información y la comunicación –TIC’s– como eje articulador entre el estudiante y el conocimiento.

En este sentido, el programa académico del Instituto de Inglés, satisface las necesidades de aprendizaje de inglés desde A1 hasta la Competencia C1. Esta institución extiende su oferta a los segmentos infantil, juvenil y de adultos, en metodología personalizada presencial, semipresencial y a distancia (virtual).

La educación personalizada bien puede resumirse en el lema «el alumno es quien toma la iniciativa de su trabajo». Y esto lo realiza en el núcleo del grupo conformado por la clase -o taller- en las salas de trabajo del lugar de estudio, bien sea si lo hace individual o colectivamente con sus compañeros.

Por su parte, el docente, diseña las estrategias de trabajo individual y grupal, corrige los desaciertos y resuelve las dudas; evalúa y refuerza el tema. En este sentido la típica figura del docente dictando clases frente a sus alumnos que reciben información pasivamente queda desechada.

El Instituto de Inglés. aplica como principio la formación integral y reconoce que cada persona tiene un desarrollo singular de aprendizaje. En otras palabras, los estudiantes son quienes deben llevar la iniciativa e igualmente son responsables de sí mismos, mientras que el docente se convierte en un asesor y acompañante del proceso de aprendizaje.

La educación personalizada en el Instituto de Inglés comienza con el Proyecto Educativo Institucional (PEI). Los docentes y la Dirección General de la institución diseñan una programación anual con los contenidos que cada nivel de aprendizaje del inglés, indicando qué debe repasar el alumno. Una vez definido lo anterior, la Dirección Académica elabora guías de trabajo por tema que contemplan varias etapas.

La primera se concentra en la contextualización: aquí el docente presenta al estudiante el tema que trabajará. El propósito de esta etapa es ubicar al estudiante y darle a entender la importancia y el sentido del tema que estudiará.

Luego, se le presenta al estudiante cuál será el trabajo individual a desarrollar presencialmente y con la ayuda de los recursos didácticos que posee el Instituto de Inglés, y el asesoramiento del profesor. Concluida esta etapa, sigue el trabajo en grupo –cada uno de no más de seis estudiantes–, en el que se comparte el conocimiento adquirido. A continuación, todo el grupo se reúne en una especie de foro en el que los alumnos retoman los trabajos realizados, intercambian las dificultades encontradas, comparten las experiencias, y socializan lo aprendido.

Mientras tanto, durante el proceso de seguimiento, el docente detecta los errores en los que eventualmente puedan incurrir los estudiantes, e identifica las metas alcanzadas con el trabajo individual y grupal, para que, en una fase comunitaria, retome el tema completo, lo amplíe si es necesario, corrija las posibles fallas de sus alumnos y elabore una síntesis. Un conjunto de actividades complementarias que se realizan en casa refuerzan lo aprendido en el aula.

Finalmente, llega el proceso de evaluación que se basa más en el análisis que en recordar conceptos. Aquí es de gran importancia tener en cuenta que el énfasis evaluativo se hace no sólo en que los alumnos adquieran conocimientos, sino también habilidades para aplicar ese conocimiento en la vida. Por eso, no resulta extraño que a los estudiantes se le dé la libertad de que revisen sus apuntes y textos durante algunos exámenes. Este tipo de pruebas pueden tener preguntas del estilo de las aplicadas en la Prueba de Estado (ICFES), algo que también prepara a los estudiantes para el examen de ingreso a la educación superior.

La educación personalizada no sólo exige iniciativa total del estudiante sino un compromiso absoluto del docente. Así mismo, el número de estudiantes por aula debe ser el mínimo posible (máximo ocho (8) estudiantes) ya que, de otro modo, la educación personalizada debilitaría su fundamento. Por eso, las aulas del Instituto de Inglés no tienen más de ocho alumnos. De esta manera, se puede cumplir correctamente con la clave de la educación personalizada: el estudiante debe ser la persona más importante en el aula y quien toma la iniciativa de su trabajo.

Atentamente,

 

Sandra M. Baldión Franco.
Directora General – Representante Legal
Instituto de Inglés